martes, 3 de enero de 2017

LA DESTRUCCIÓN DEL PNFP NUESTRA ESCUELA

Se consolida la destrucción del PROGRAMA NACIONAL DE FORMACIÓN PERMANENTE NUESTRA ESCUELA.[i]

(por Silvina Rosignoli[ii])




El PROGRAMA NACIONAL DE FORMACIÓN PERMANENTE NUESTRA ESCUELA se propuso formar a todos y todas lxs docentxs de las 50.000 mil escuelas del país (tanto de gestión pública como privada incluyendo a las dependientes de las Universidades, de las Fuerzas Armadas y a los Institutos Superiores de Formación Docente) de manera integral. No era una simple capacitación, sino una formación completa considerando al docente en su dimensión ético-política y pedagógica como agente del Estado. De ahí su complejidad. El equipo nacional del PNFP NUESTRA ESCUELA tenía en el INFoD su ámbito de trabajo. Se estructuraba en dos Componentes, uno el Institucional y otro el de la formación específica. En el Componente 1, el de  la formación institucional,  trabajábamos alrededor de 50 personas, que realizábamos trabajo virtual y presencial. Era un equipo de Formadores Nacionales de reconocida trayectoria académica y amplia  experiencia de trabajo en el Ministerio de Educación formando docentes en el territorio. Este equipo produjo todos los materiales del Programa: cuadernos de trabajo para directivos, para docentes, orientaciones pedagógicas, banco de recursos digitales, clases de los recorridos formativos virtuales entre otros. Además estábamos  en permanente contacto con los equipos técnicos provinciales para articular las políticas jurisdiccionales con las nacionales y las acciones del Componenente 1 y 2. Esto se realizaba mediante trabajo virtual y con una fuerte presencia en el territorio para acompañar la implementación del Programa.
Al Componente 1 ya lo desmantelaron. Le cambiaron todos los contenidos y ahora lo llaman "formación situada" pero nada tiene que ver con lo que era la concepción político pedagógica del PNFP NUESTRA ESCUELA. La mayoría de los trabajadores del equipo nacional fuimos despedidos en agosto.
Ahora van por el Componente 2, el de la formación específica, vaciando de contenido los Postítulos Nacionales y modificando el régimen académico, lo que pone en peligro la continuidad laboral de los 2600 trabajadores virtuales (tutores) que acompañaban la formación de 200.000 docentes.
Continuidad en el discurso pero en los hechos vaciamiento y  destrucción de las políticas educativas.

¿En qué consistía la formación del Componente 1 Institucional?

Los contenidos del Componente 1 tenían que ver con: el derecho a la educación, la inclusión y la calidad como indisociables, el trabajo docente y la escuela como espacio de construcción del saber pedagógico, la centralidad de la enseñanza, el acompañamiento de todas las trayectorias escolares de nuestros chicxs, los vínculos de la escuela con las familias y con las organizaciones de la comunidad, la articulación con otros programas presentes en la escuela, el análisis y apropiación de la normativa vigente, la organización institucional, los temas que atraviesan a la escuela  y la evaluación institucional participativa y formativa. Estos temas habían sido acordados en Mesa Paritaria con los cinco gremios con representación nacional (CETERA-SADOP-CEA-UDA-AMET). Se firmó un acuerdo paritario en el 2013 que establecía entre otros puntos que los representantes de los docentes debían participar en la construcción del Programa. Así fue como  los representantes gremiales participaron de todas las instancias de trabajo y de producción de materiales junto al equipo nacional del PNFP desde el 2013 en que se inició el trabajo hasta diciembre del 2015. La Mesa Técnica Paritaria se reunió periódicamente hasta diciembre del 2015. En el 2016 no fueron convocados y recién se los citó el 3 de agosto para comunicarles los cambios que,  a través de un documento conjunto, los Gremios rechazaron por no ajustarse a los lineamientos acordados y por no respetar el acuerdo paritario.
La modalidad en que se implementó el PNFP fue en tres cohortes que se iniciaron la primera en 2014 y en 2015 la segunda. La tercer cohorte que debía iniciar en 2016 arrancó entre mediados y fines de año con la nueva modalidad llamada “formación situada”. Cada cohorte debía realizar un recorrido de tres años en los que se desarrollaban los 6 Bloques temáticos acordados: 

Año 1 Bloque 1: Estado, escuela y sociedad. La educación, un derecho Bloque 2: El proyecto institucional en el centro de la escena: la evaluación formativa.  
Año 2 Bloque 3: Los principales desafíos del nivel. Bloque 4: La centralidad de la enseñanza en la configuración de las trayectorias escolares.
Año 3 Bloque 5: Los temas y cuestiones de la agenda educativa que atraviesan la escuela. Bloque 6: Construyendo el proyecto, construyendo saber pedagógico.

Todos los contenidos desarrollado por el equipo nacional fueron entregados en formato impreso a todos los docentes, en DVD además de contar con otros materiales de apoyo que formaban parte del Banco de recursos digital del Programa Nuestra Escuela que, si bien el sitio aún está online, ha sido jaqueado y no se pueden descargar o han desaparecido muchos de esos materiales.
Nadie ha podido continuar trabajando con los contenidos de los 6 Bloques del Programa ya que de manera unilateral el INFoD cambió contenidos y modalidad a partir de la nueva gestión de Cecilia Veleda[iii].

Los equipos Directivos participaban de un recorrido formativo virtual en una plataforma del INFoD, y de  instancias presenciales de trabajo con los otros directivos del agrupamiento de escuelas de su territorio. Esto podía variar según las provincias pero se propiciaba que esos agrupamientos fueran internivel y con escuelas que compartían un mismo territorio para acompañar mejor las trayectorias escolares de los niñxs y jóvenes de nuestras escuelas. Las aulas virtuales eran coordinadas por el mismo capacitador que acompañaba en el territorio ese agrupamiento de escuelas. Esos capacitadores a su vez compartían, tanto en el espacio virtual (la plataforma) como en encuentros presenciales a nivel provincial y a nivel nacional, instancias de formación con el equipo de Formadores Nacionales que les permitían formarse para llevar adelante el acompañamiento de los directivos a cargo. Los equipos Supervisivos a su vez participaban de otro recorrido formativo virtual específico con los mismos temas pero haciendo foco en la perspectiva de su rol para acompañar a las instituciones a su cargo en el desarrollo de las acciones que del mismo Programa surgieran. Compartían aulas virtuales y encuentros presenciales coordinados por un equipo de Formadores Nacionales. Todo el trabajo en la plataforma fue cancelado. La plataforma está aún on line pero no se realiza ninguna actividad desde el 31 de diciembre del 2015.

Las Jornadas Institucionales, que debían ser 5 al año, eran el espacio para la formación en servicio de los docentes de nuestras escuelas que coordinados por su director, discutían y acordaban cuestiones vinculadas a la concreción de la política educativa anclada en la realidad de su escuela, de ahí que una de sus características siempre fue ser situada. De esa manera se jerarquizó al directivo en su rol político pedagógico como formador de sus equipos docentes. Las jornadas institucionales eran espacios de discusión, de intercambio y de construcción. El docente era valorado como constructor de saber pedagógico y se reconocía a su trabajo en una dimensión ético-política y pedagógica. No se le bajaban “tips” de cómo debía enseñar sino que se lo acompañaba en el trabajo de reflexionar sobre su propia práctica con sus colegas y se propiciaba el trabajo colectivo para llevar adelante las transformaciones que nuestra escuela y nuestras prácticas requerían para poder garantizar el derecho a la educación de todos y todas nuestrxs chicos y chicas. Es importante destacar esto ya que  la denominada “formación situada” al hacer foco en el aula solo  lo considera un mero aplicador de recetas didácticas generadas fuera de la escuela por “expertos”.
Además se esperaba que al menos dos veces al año los docentes de las escuelas del mismo territorio pudieran encontrarse para intercambiar lo trabajado en las Jornadas Interinstitucionales. No todas las provincias pudieron concretarlas pero hubo experiencias muy ricas en Tucumán y Misiones que podemos destacar como ejemplo.
La formación institucional además permitía que cada institución pudiera visualizar aquellas áreas en las que se requería profundizar o fortalecer la formación del colectivo docente. De esa manera se esperaba que los docentes pudieran acordar realizar determinados cursos y/o especializaciones de los diferentes trayectos de formación que se brindaban a través del Componente 2 del PNFP.
Es decir, salir de la lógica de lo individual para pasar a considerarse parte de un colectivo que comparte la formación y la toma de decisiones.

¿En qué consistía el Componente 2 específico?

Es el Componente de la formación específica tanto en las didácticas de cada área como en los temas transversales que se enseñan y trabajan en la escuela. Están los Postítulos  que son Especializaciones docentes de nivel Superior  de 2 años de duración en Enseñanza de Matemáticas, Lectura y Escritura, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Derechos Humanos o Políticas Socioeducativas por ejemplo por citar algunos. También estaban los cursos de las distintas áreas del Ministerio de Educación como Educación Sexual Integral, Convivencia escolar, Pedagogía y Memoria entre otros. A esto se sumaban los Cursos que ofrecían las Universidades Nacionales, los Institutos de Formación Docente, los Gremios docentes y los Organismos de Capacitación provinciales. A partir del 2016 esta línea fue desfinanciada, solo continuaron los Postítulos aunque no se abrieron  nuevas inscripciones en algunos, como el de Derechos Humanos o Ciencias Sociales para secundaria, casualmente.  El 23 de diciembre se publicaron en el Boletín oficial las Resoluciones que anuncian su cierre en diciembre de 2017 y cambios en el régimen académico que dejarán afuera a muchos cursantes. Esto achicará también la planta de responsables de producción de contenidos de cada módulo, tutores y coordinadores virtuales necesarios que son unos 2600 a diciembre del 2016. En el caso de los cursos de las Universidades y los Gremios no hubo convocatoria este año.
Todas estas instancias de formación que para los docentes eran gratuitas contaban con financiamiento nacional y con lineamientos claros respecto a garantizar que todo docente que iniciara un recorrido formativo pudiera concluirlo. Es decir que se prestara especial atención a que los cursantes son docentes en servicio y que por lo tanto el desafío es brindarles una formación de calidad, vinculada con su práctica y que no implique resignar horas frente a alumnos. Es decir que sus regímenes académicos fueran flexibles y le permitieran al docente completar el trayecto. Flexible no es sinónimo de baja calidad sino que significa considerar todas las realidades, todas las trayectorias individuales y colectivas y ser coherentes con lo que desde el Componente 1 sosteníamos de que si no es para todos no hay calidad posible. Esto es lo que las nuevas autoridades no entendieron o no comparten ya que al modificar el régimen académico de los Postítulos dejan afuera a gran parte de nuestros docentes que no podrán cumplir con cursadas que les demanden más tiempo del que tienen ya que son trabajadores de la educación y no solamente estudiantes.

Los cambios del Componente 1 fueron rechazados por los cinco gremios nacionales  y por los trabajadores del Programa  por inconsultos y por no compartir los lineamientos políticos pedagógicos que le dieron el valor y el reconocimiento de los miles de docentes que participaron.  Los trabajadores fuimos parte de la construcción de Nuestra Escuela por convicción y porque creemos que nuestras escuelas requieren transformaciones para poder garantizar el derecho a la educación de todos los pibes y pibas de nuestra Patria. No es nuestro objetivo levantar ningún índice de ninguna prueba internacional sino que los chicos puedan construirse y formarse como personas capaces de construir un  proyecto de vida con otros, como ciudadanxs comprometidos con su tiempo, como futuros trabajadores y profesionales que conozcan sus derechos y sepan defenderlos y como lectores críticos de la realidad. Sabemos que ahí está la causa de nuestro despido y el desmantelamiento de nuestro Programa.
Creemos que reducir el Componente Institucional a capacitar a los docentes en comprensión lectora como proponen las nuevas autoridades es dejar afuera todo un universo de cuestiones que atraviesan a la escuela e influyen en la enseñanza y en el aprendizaje. La decisión de las autoridades del Ministerio de Educación y Deportes de focalizar todo en el Desarrollo de Capacidades obedece a cumplir con las directivas del Banco Mundial y otros organismos Económicos Internacionales como la OCDE con el único objetivo de acceder al mercado de crédito internacional y a la privatización de la educación comenzando por la formación docente. Focalizar la formación docente en Comprensión lectora va  en consonancia con la implementación del Operativo Aprender y esto significa que los docentes tienen que enseñar lo que Aprender va a medir, lo que PISA va a medir para que cierren arriba los números de las evaluaciones y abajo los del presupuesto. El lema es aplicar la Ley de Pareto, invertir un 20 para obtener un 80.
A esta gestión no le importa si los pibes aprenden, a ellos les basta con que les vaya  bien en la prueba, no les importa si al finalizar la escuela podrán acceder al trabajo o a estudios superiores, algo que seguramente no ocurrirá con políticas que aumentan el desempleo y mandan a los científicos a emigrar. Aumentar el índice de rendimiento escolar no garantiza inclusión social. Para ello se requiere de Políticas públicas que generen Justicia social, igualdad de posibilidades a todos, trabajo digno, es decir una economía a favor de los más humildes y no de los más poderosos. 
El cierre del año 2016 nos encuentra con 400 trabajadores despedidos del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación que se suman a los 200 despedidos de agosto y a los 2600 trabajadores virtuales de los 14 Postítulos nacionales.
Mientras hablan de calidad, destruyen las Políticas educativas que nos llenaron de orgullo y que construimos juntos los trabajadores y las anteriores autoridades políticas del Ministerio de Educación de la Nación.

VAN POR LOS TRABAJADORES PARA VACIAR LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS POR ESO NUESTRA ESCUELA ESTÁ DE LUTO!!


Las responsables junto al Ministro de Educación Esteban Bullrich del vaciamiento del INFoD y de la destrucción del Programa Nacional de Formación docente: Cecilia Veleda (de rojo) la Directora del INFD, Florencia Mezzadra, la Vicedirectora del INFD (de verde) y Mercedes Miguel (a la derecha) la Secretaria de Calidad e Innovación educativa de la Nación.





[i] El Programa Nacional de Formación Permanente NUESTRA ESCUELA fue creado por  Res. 201/13 y se fundamenta en el PNEO (Plan Nacional de Educación Obligatoria 2012-2016) aprobado por Res. 188/12 del CFE. En el año 2015 el CFE sancionó la Res. 257 que establece la acreditación y certificación de los dos Componentes del Programa. La misma ha sido dejada de lado por las actuales autoridades, incluso intentaron modificarla sin éxito. Cecilia Veleda ha declarado que sacarán una nueva Resolución para la “formación situada” pero aún no lograron que el CFE lo trate.
[ii] Fui Referente Territorial de la Región NOA del PNFP Nuestra Escuela desde enero del 2014 hasta agosto del 2015 en que fui despedida. Fui Formadora Nacional de equipos jurisdiccionales, directivos y supervisores. Fui  tutora del Marco Político Pedagogico de las Especializaciones en Educación y TIC y de Enseñanza de las Ciencias Sociales. 
[iii] Cecilia Veleda es la actual Directora del INFoD, Florencia Mezzadra la vicedirectora,  ambas son miembros del CIPPEC un organismo privado que tiene funcionarios en varias áreas del gobierno nacional. El PNFP actualmente depende de la Dirección Nacional de Formación Continua a cargo de Javier Simón. El INFoD depende de la Secretaría de Calidad e Innovación Educativa que dirige Mercedes Miguel que no cuenta con título de grado pero suele decir que  ella ha “asistido a más de 10 cursos (…) tanto con expositores nacionales como internacionales”.

lunes, 7 de abril de 2014

Los proyectos educativo-comunicacionales: LA RADIO

 por Silvina Rosignoli                                          

"Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho”
Paulo Freire

El Programa Nacional de Extensión Educativa desde sus distintas orientaciones promueve experiencias metodológicas y programáticas a partir de los CAJ (Centros de Actividades Juveniles) como parte del fortalecimiento del proceso de aprendizaje en los establecimientos educativos secundarios de nuestro país. Es necesario vincular esta propuesta desde sus alcances pedagógicos y didácticos con el entramado de la vida de los jóvenes en su paso por la escuela secundaria, ampliando su horizonte para convertirla en una herramienta que apunta al fortalecimiento y mejora en la calidad de los aprendizajes desde una perspectiva integral; y a la vez es un espacio ideal para la apertura de la escuela hacia la comunidad educativa donde está inserta y para el sostenimiento y profundización de ese vínculo.

Nuestra orientación es Comunicación y Nuevas Tecnologías que ya no son tan nuevas. Por Tecnologías nos referimos a las TIC que incluye a las netbooks, los celulares, internet, la radio, las cámaras fotográficas y filmadoras digitales. Ahora bien ¿a qué llamamos Comunicación? La Comunicación es la producción de sentidos, por lo tanto es plural, es colectiva y es una construcción, un proceso. Las tecnologías de la información y de la comunicación han transformado definitivamente el modo de comunicarnos y relacionarnos. Los medios de comunicación constituyen un nuevo universo cultural que producen sentidos que la escuela debe conocer y promover su uso crítico . Entendemos a la comunicación como un derecho y a la información como un bien social
Comprender los lenguajes de la tecnología y de la comunicación para apropiarse del conocimiento implica saber interpretar y evaluar la realidad para construir opiniones autónomas.
Nuestra propuesta radica en educar para la comunicación pero también construir espacios de comunicación alternativa, donde la voz de los jóvenes pueda oirse.
Nos posicionamos desde un campo que está en construcción como es el de Comunicación/Educación. La Educación es un derecho humano y es diálogo, es intercambio, la Comunicación que tambien es un derecho humano, es tomar la palabra y es otorgar la palabra. Es decir que son complementarios. Nosotros creemos que son parte de un mismo proceso de transformación.

Los proyectos de extensión educativa se integran a la escuela como áreas de aprendizaje que vinculan los contenidos formales de las disciplinas curriculares con nuevas experiencias y espacios formativos. En nuestras escuelas se desarrollan muchos programas y actividades como las de los CAJ cuyo objetivo es crear nuevas formas de estar y de aprender en la escuela y que son convocantes para los chicos, que trabajan a partir de sus intereses, que ponen en valor las culturas juveniles y que visibilizan la voz y poder de decisión a los jóvenes, es decir donde los jóvenes son protagonistas. ¿No son estos, acaso, algunos de los objetivos de la nueva escuela secundaria que estamos construyendo? De ahí que muchas veces los jóvenes que no logran engancharse con propuestas curriculares tradicionales encuentren en estos espacios un lugar donde desplegar sus potencialidades. Por eso necesitamos que la curricula escolar se integre con las actividades, hasta ahora extracurriculares y se enriquezca con lo innovador, lo creativo y desestructurado de estas propuestas. En definitiva, proponemos a la Radio Escolar del CAJ, como un espacio de aprendizaje, inclusión, apertura e intercambio.

Nuestro objetivo es siempre crear contextos de justicia educativa porque creemos que así podremos construir la justicia social. Es decir, garantizarles a todo/as lo/as jóvenes su derecho a la educación. Esto es a ingresar, permanecer y egresar preparados para ejercer la ciudadanía, para el trabajo y para los estudios superiores como se enuncia en la Ley Nacional de Educación 26.206. Para nosotros esto es educación de calidad, una escuela de calidad es una escuela inclusiva, la que genera condiciones de aprendizajes para todos y para todas. En esa vinculación, en esa articulación con lo curricular el rol de los docentes es fundamental (cuando hablamos de docentes incluimos a los talleristas y coordinadores obviamente). ¿Pero en qué sentido es fundamental? Todo lo que sucede en la escuela es una experiencia educativa donde además se producen sentidos, es decir se comunica algo, pero no todo se relaciona con los contenidos curriculares. El desafío es poder generar experiencias, proyectos educativos y comunicacionales que estén atravesados por contenidos curriculares. Para ello vamos a pensar en qué contenidos son los que la escuela aborda y desde qué perspectiva los seleccionaremos para poder incluirlos en proyectos educativo comunicacionales. Nosotros vamos a proponer hacerlo desde el concepto de “Justicia curricular” es decir que los contenidos ya no sean los hegémónicos, los que desde afuera se meten en la escuela y que responden a otros intereses ajenos e incluso de otras culturas, esos de los que somos sólo consumidores porque son saberes producidos en otros ámbitos, sino que sean aquellos contenidos que parten de los intereses y necesidades de la comunidad, de los jóvenes y que a partir de su cultura sean el punto de partida para producir saberes propios y comunicarlos, socializarlos. Producir saberes y comunicarlos es construir conocimiento. Ahí está la clave: ya no pensamos a la escuela como el lugar donde se transmiten conocimientos que han sido producidos en otro lugar y que responden a intereses de los sectores dominantes sino que la escuela que queremos es aquella que produce conocimiento y lo hace circular. Ese conocimiento es una construcción colectiva cuyos cimientos son nuestros intereses, nuestras necesidades y nuestras culturas. Esto no significa que vamos a dejar afuera los saberes que históricamente la escuela transmitió y cuya función es también garantizar. Se trata de ampliar los horizontes sabiendo desde dónde partimos sin fijarnos límites. Todos tenemos derecho a acceder a todo el conocimiento disponible.
Estamos convencidos de que si hay justicia curricular entonces estamos creando ámbitos de justicia educativa. Si abordamos desde esta perspectiva nuestra propuesta estaremos facilitando también procesos de inclusión escolar de jóvenes que, por distintos motivos, se han alejado de la escuela secundaria o presentan diferentes trayectorias escolares. Pueden ser muchos los factores, socioeconómicos incluso que lleven al abandono escolar, pero si la propuesta es convocante para el joven hay muchas menos chances de que se aleje de la escuela. Entonces todos y todas nuestros/as jóvenes estarán en igualdad de posiciones. Es decir que la distancia entre las posiciones en la estructura social sea lo más corta posible. Esto es mucho más que igualdad de oportunidades, porque con llevarlos a todos a la cancha no nos alcanza sino generamos además las condiciones para que todos no solo vean el partido sino que también puedan jugarlo.


El aula como taller de radio


No hay interés donde no se entreve el fin de la acción. Lo que no se hace sentir no se entiende, y lo que no se entiende no interesa.”
Simón Rodríguez


Cada vez que se juntan un grupo de docentes en la sala de profesores, en la jornada institucional o la reunión de departamento se suele escuchar que “a los chicos no les interesa nada”. Pero cuando son los chicos los que hablan surgen múltiples intereses a los que les dedican su tiempo y su atención: la música, los deportes, el amor las relaciones de pareja, los vínculos familiares, la amistad, los juegos en red … Esto pone en tensión dos miradas. Quizá lo que a los pibes no les interesa es lo que la escuela les está ofreciendo. Pero entonces ¿qué hacemos? ¿cambiamos a los pibes? Mmm … no parece ser el mejor camino, los jóvenes tienen muchos intereses y hay muchos temas sobre los que se pasaría horas debatiendo. Entonces la pregunta que surge es ¿y si la que cambia es la escuela?
Siguiendo a Simón Rodríguez podemos concluir en que lo que nos está pasando en el aula es que a si lo que la escuela propone no tiene relación con la vida, con el afuera de la escuela, si lo que pasa en la escuela solo tiene sentido dentro de sus muros entonces no despierta interés y por eso no se entiende y tampoco dan ganas de hacerlo.
Partir de los intereses de los jóvenes y relacionar esos intereses con los contenidos curriculares puede ser la clave. Pero quizá con esto solo no baste ya que no solo es una cuestión de contenidos sino una cuestión de cómo transitar por esos contenidos y para qué hacerlo.
Siguiendo la línea de los pedagogos latinoamericanos Paulo Freire decía “Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho.” Para agregar: “El estudio no se mide por el número de páginas leídas en una noche, ni por la cantidad de libros leídos en un semestre. Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas” Nosotros estamos convencidos que la escuela bancaria, esa que deposita conocimientos en la cabeza de los jóvenes para que luego repitan como loros lo que no entienden ni les interesa no tiene sentido y trabajamos junto por una educación emancipadora que reivindique los saberes que los jóvenes tienen, la cultura de la comunidad de la que forma parte y sea herramienta de transformación de la realidad. Para ello es fundamental que la palabra circule, que las instituciones se democraticen y que todas las voces se escuchen. Los jóvenes ya no son destinatarios de la educación sino protagonistas de su proceso formativo y sus voces tienen que ser oídas.
Seguramente todos coincidimos en que en pleno siglo XXI las tecnologías son herramientas pedagógicas de las que la escuela no puede prescindir. Sin embargo cuando hablamos de TIC muchas veces pensamos en los medios digitales y no siempre tenemos en cuenta que la radio es también una tecnología de la comunicación y de la comunicación. Una radio en la escuela puede ser una herramienta potente para transformar la relación de los jóvenes con el conocimiento, de los jóvenes con la escuela, de los docentes con os jóvenes y de la escuela con la comunidad. La radio puede transformar la escuela si la escuela quiere abrir los espacios para ello. La radio puede ser una buena excusa para derribar muros y abrir la escuela al mundo real, a la vida.
La radio puede facilitarnos la tarea a los docentes, puede ayudarnos a construir entornos de trabajo más plurales y colaborativos, puede permitirnos crear condiciones donde el aprendizaje se produzca y la tarea de enseñar sea valorada. Puede hacer que mientras todos aprendemos, podamos también enseñar y que sea divertido hacerlo. Porque tenemos que tener en claro que no se trata de escolarizar el CAJ sino de transformar la escuela en un espacio donde la palabra circule, la creatividad se libere y el juego nos ayude aprender.
El gran libertador de nuestra América, Simón Bolivar recordaba a su maestro Simón Rodriguez diciendo que “enseñaba divirtiendo”. Quizá ese sea nuestro desafío como docentes. Si Simón Rodríguez que vivió a fines del siglo XVIII, principios del XIX podía enseñar divirtiendo ¿cómo no vamos a poder hacerlo nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI?

La radio y el trabajo institucional

Cuando pensamos en articular la radio, el CAJ y las diferentes áreas curriculares no podemos pensar en un trabajo solitario. Nada en la escuela debería ser pensado así. Pensar un proyecto de educativo-comunicacional implica pensar en colectivo. Implica incluir a todos los actores escolares. Implica que los jóvenes, los docentes de las diferentes disciplinas, los talleristas, el coordinador CAJ y el equipo directivo planifiquen en la mesa de gestión juntos, cada uno aportando desde sus saberes, desde su nivel de responsabilidad, pero todas las voces deben poder circular, ser escuchadas y poder decidir en un marco democrático y plural. Los directivos facilitando, asesorando a docentes y alumnos en el trabajo y dándole el marco institucional. Los jóvenes aportando su mirada, ideas, pudiendo proponer temas, metodologías de trabajo, organizando las acciones. Los docentes como guías, coordinando las tareas, proponiendo caminos, facilitando las acciones, acompañando en la construcción, creando condiciones para que se produzca el aprendizaje. ES deseable que en las jornadas de trabajo institucional los docentes de las diferentes disciplinar puedan planificar proyectos interdisciplinarios que abarquen los contenidos curriculares desde una propuesta innovadora que incluya la radio escolar.

El proyecto áulico y la radio

Los docentes pueden planificar su materia incluyendo a la radio como una instancia más, como un recurso disponible seguramente de la misma manera que piensan la biblioteca, el laboratorio o la sala de audiovisuales. No se trata de forzar la inclusión de tal o cual herramienta sino pensar que esa herramienta nos facilita la tarea de acercarnos al conocimiento y además nos posibilita construirlo, recrearlo. El aula se transforma en la sala de pre- producción, donde se escribe el guión del radioteatro, donde se investiga o se planifica la investigación, se prepara la entrevista o se arman los debates. El aula se transforma en un taller y entonces las actividades ya no son rutinarias ni individuales sino colectivas y creativas.

La evaluación de los aprendizajes

Cuando trabajamos con proyectos educativo comunicacionales como en nuestro caso desde la producción radiofónica evaluar los aprendizajes implica necesariamente pensar en los procesos, la producción nunca es individual, el producto no es mérito de uno sino que logro de todos. Cada uno habrá aportado y cada aporte habrá sido fundamental para que esa producción se haya logrado. No es más importante un aporte que otro sino que todos colaboraron en esa construcción colectiva. No es menos importante quien realizó los sonidos para el radioteatro que quien participó de la escritura del guión. Elaborar las preguntas para la entrevista es tan valioso como haber logrado contactar al entrevistado. Por eso la evaluación mira procesos, mira al equipo de trabajo y considera las particularidades de cada uno. Cada uno aporta desde donde mejor se maneja, desde donde puede, quiere y se siente más cómodo. Cuando el docente evalúa debe considerar los objetivos que se propuso al iniciar el proyecto y mirar el proceso que cada uno llevó a cabo pero en función de ese proyecto colectivo. Un cierre interesante para todo proyecto colectivo es poder analizarlo, es decir poder ser críticos con nuestro trabajo, poder pensar en los logros, los aprendizajes, las potencialidades, dificultades y cómo se llevó a cabo el proceso. Esto es poder hacer un análisis metacognitivo, es decir analizar el propio proceso de aprendizaje.


Acercándonos a la experiencia educativa y escolar la propuesta es trabajar a partir de LA RADIO como una nueva herramienta pedagógica y didáctica que con diversos recursos establezca un canal de comunicación y expresión para la realización de producciones radiales relacionadas con los contenidos curriculares que abordan en sus escuelas.
Una Radio es, ante todo, un medio de comunicación pero una Radio Escolar suma a este aspecto la idea de un espacio donde sucede el aprendizaje. En definitiva, una Radio Escolar posee todas las características de un medio pero es, al mismo tiempo, una extensión del aula.
La radio es una herramienta concreta al servicio de un proceso o proyecto. Las radios escolares son recursos pedagógicos que acompañan, profundizan y enriquecen el proceso de aprendizaje dentro de los establecimientos educativos.

La radio escolar se define como un proyecto alternativo de comunicación y aprendizaje y puede animarse a definir su propia estructura de organización y concepción del producto.



                                       Anexo

                                Marco Político Pedagógico

Veamos cómo el MARCO NORMATIVO nos contiene y posibilita nuestra propuesta de trabajo. A continuación citamos algunos fragmentos de las normativas que creemos nos pueden servir para encuadrar nuestra propuesta en la normativa vigente.

Repasemos la finalidad de la Escuela Secundaria Obligatoria:

LEY NACIONAL DE EDUCACIÓN 26206

ARTÍCULO 30.- habilitar para el ejercicio pleno de la ciudadanía, para el trabajo y para la continuación de estudios.

Son sus objetivos:

a) Brindar una formación ética para desempeñarse como sujetos conscientes de sus derechos y obligaciones para el ejercicio de la ciudadanía democrática y preservan el patrimonio natural y cultural.

b) Formar sujetos responsables, que sean capaces de utilizar el conocimiento como herramienta para comprender y transformar constructivamente su entorno social, económico, ambiental y cultural.

  1. Desarrollar y consolidar las capacidades de estudio, aprendizaje e investigación, de trabajo individual y en equipo, de esfuerzo, iniciativa y responsabilidad, como condiciones necesarias para el acceso al mundo laboral, los estudios superiores y la educación a lo largo de toda la vida.

e) Promover el acceso al conocimiento como saber integrado

f) Desarrollar las capacidades necesarias para la comprensión y utilización inteligente y crítica de los nuevos lenguajes producidos en el campo de las tecnologías de la información y la comunicación.

i) Estimular la creación artística, la libre expresión, el placer estético y la comprensión de las distintas manifestaciones de la cultura.

ARTÍCULO 48.- La organización curricular e institucional de la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos responderá a los siguientes objetivos y criterios:

a) Brindar una formación básica que permita adquirir conocimientos y desarrollar las capacidades de expresión, comunicación, relación interpersonal y de construcción del conocimiento, atendiendo las particularidades socioculturales, laborales, contextuales y personales de la población destinataria.

  1. Incorporar en sus enfoques y contenidos básicos la equidad de género y la diversidad cultural.

f) Diseñar una estructura curricular modular basada en criterios de flexibilidad y apertura.

j) Promover la participación de los/as docentes y estudiantes en el desarrollo del proyecto educativo, así como la vinculación con la comunidad local y con los sectores laborales o sociales de pertenencia de los/as estudiantes.

k) Promover el acceso al conocimiento y manejo de nuevas tecnologías.

ARTÍCULO 52.- La Educación Intercultural Bilingüe

ARTÍCULO 82. Promoverán la inclusión de niños/as no escolarizados/as en espacios escolares no formales como tránsito hacia procesos de reinserción escolar plenos.

La institución escolar: ARTICULO 123. h) Realizar adecuaciones curriculares, en el marco de los lineamientos curriculares jurisdiccionales y federales, para responder a las particularidades y necesidades de su alumnado y su entorno.


Res. 93/09. CFE

1- Sentidos y orientaciones para la propuesta pedagógica:

- Proponer diversas formas de estar y aprender en las escuelas. Se ofrecerán propuestas de enseñanza variadas, en las que el aprendizaje se produzca en distintos espacios y tiempos, con diversos temas y abordajes donde los estudiantes participen de la experiencia escolar con nuevos sentidos, con otras formas, con esfuerzo y creatividad.

9- Sostener y orientar las trayectorias escolares de los estudiantes. Partiendo
del reconocimiento de las trayectorias reales de los adolescentes y jóvenes, se debe incorporar a la propuesta educativa instancias de atención a situaciones y momentos particulares que marcan los recorridos de los estudiantes y demandan un trabajo específico por parte de los equipos de enseñanza. Estas instancias pueden incluir, entre otras propuestas, apoyos académicos y tutoriales, dedicados a la orientación sobre la experiencia escolar, o bien espacios de aprendizaje que conecten la escuela con el mundo social, cultural y productivo.

14- El replanteo del modelo pedagógico escolar implica tomar en consideración que las definiciones sobre qué y cómo aprender se incluyen en una discusión mayor sobre cómo generar propuestas escolares para la igualdad y la inclusión. Propiciar la justicia curricular es la clave para construir un currículum que integre lo que se considera relevante que todos aprendan.

  • Evaluar sólo lo que se ha enseñado o se han generado las condiciones para su aprendizaje

  • La evaluación debe fundamentarse en suficiente información acerca de los procesos de aprendizaje del estudiante.

  • La evaluación requiere hacer explícitos los criterios de valoración.

  • La calificación debe reflejar la evaluación en proceso

172- Los estudiantes que hayan participado y acrediten las propuestas de enseñanza alternativas que se mencionan en este documento (como talleres de producción u otros) recibirán la correspondiente certificación. Las jurisdicciones evaluarán la posibilidad de que la misma sea reconocida como parte de otras trayectorias formativas.

Ahora repasemos los propósitos de los CAJ :

Ampliar y fortalecer las trayectorias escolares y educativas de los jóvenes que se encuentran en contextos de vulnerabilidad social.

Los Objetivos son :

Ampliar la oferta educativa integrando las dimensiones formal y no formal en el ámbito de la escuela.

Constituirse en un espacio significativo para los jóvenes de la escuela y de la comunidad

Enriquecer la formación de los jóvenes en la construcción de ciudadanía y la afirmación de sus derechos.

Propiciar la utilización creativa y productiva del tiempo libre en torno al arte, el deporte, la producción cultural y la actividad socio-comunitaria.

Promover la participación de jóvenes en la toma de decisiones relativas a las actividades

Fortalecer la pertenencia institucional

Facilitar procesos de inclusión escolar de adolescentes y jóvenes que, por distintos motivos, no están cursando estudios en el nivel medio.


La Resolución 142 CFE nos propone organizar el curriculum desde un enfoque comunicacional

La comunicación no se reduce a los medios de comunicación, que los medios, a su vez, no se limitan a los medios masivos y que los medios masivos no se reducen a los medios masivos concentrados y multimediáticos. Se trata de superar la identificación de la comunicación con las tecnologías y comprender que los procesos comunicacionales son interacciones sociales.

Las distintas dimensiones que forman parte de este campo son: la comunicación interpersonal, intercultural, comunitaria e institucional y la comunicación masiva.

Nos propone pensar a los jóvenes como productores :

Las producciones comunicacionales en diferentes lenguajes y formatos, en el ámbito educativo, son una instancia de construcción de sentido. Las/os estudiantes, al crear un material, necesariamente se apropian de las herramientas de producción de mensajes y pasan a elaborar narrativas según sus propias formas de pensar, sus elecciones, sus posibilidades y limitaciones. Esta apropiación simbólica es un paso de suma importancia para su conformación como ciudadanos, que se plasma en el doble acto de producir una voz propia y hacerla circular más allá del aula. Estas experiencias permiten que las voces de los estudiantes sean amplificadas y escuchadas por otras/os,
ayudan al fortalecimiento de su autoestima y favorecen el diálogo en las escuelas y con las
comunidades en las que están insertas. De ese modo, las propuestas de producción ya no
tienen sólo un sentido didáctico en el aula sino que adquieren relevancia para la comunidad educativa y, en muchos casos, para un entorno ampliado. A través de las producciones los estudiantes expresan sus opiniones, su forma de ver e interpretar el mundo, temores, deseos, inquietudes e intereses.

Algunas propuestas relacionadas con instancias de producción:

  • Taller de radio (en sus diversos géneros)
  • Taller de redacción periodística
  • Taller de fotografía documental, periodística y/o artística
  • Taller de cortometrajes
  • Taller de periodismo deportivo
  • Taller de periodismo de investigación.
  • Taller de campañas publicitarias
  • Taller de grafitis y de murales callejeros
  • Taller sobre comunicación y promoción comunitaria
Este artículo forma parte del Capítulo 1 del "MANUAL DE RADIOS CAJ" publicado por la Dirección Nacional de Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación de la Nación en el año 2014. 

1 Prof. en lengua y literatura. Especialista en Medios , Ámbitos y Prácticas educativo-comunicacionales. Maestranda en Comunicación y Educación en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Actualmente se desempeña como docente en escuelas secundarias, forma parte del equipo nacional de capacitadores de la orientación Comunicación de los Centros de Actividades Juveniles, es tutora de la Especialización docente en Educación y TIC y Formadora Nacional del Programa Nacional de Formación Permanente “Nuestra Escuela”

martes, 19 de noviembre de 2013

Pensando la evaluación

En esta época del año viene bien reflexionar sobre la evaluación. Soy de las que creen que el conocimiento se construye y que para eso se necesita tiempo y acompañamiento porque además nadie aprende solo. Cada uno tienen sus tiempos y por eso los procesos de aprendizaje no son iguales para todos. Por eso la evaluación también es un proceso que se realiza con tiempo, con acompañamiento y con coherencia metodológica. Por eso prefiero instrumentos de evaluación más participativos ya que no evaluamos lo que el estudiante aprendió solamente sino también debemos poner la mirada sobre nuestro desempeño como facilitadores de esos aprendizajes. Evaluar es apostar a que el estudiante pueda dar cuenta de lo aprendido para a partir de allí construir los futuros aprendizajes. Para dar cuenta de lo que se aprendió también es necesario hacer un análisis introspectivo sobre el propio proceso de aprendizaje que puede ser individual y colectivo. Esto permite dar cuenta de qué se aprendió y cómo pero también de repensar prácticas. En lo personal prefiero instrumentos de evaluación abiertos, flexibles, de construcción colaborativa y que permiten reflexionar sobre el proceso de aprendizaje y sobre el mismo proceso evaluativo. De ahí que el portfolio acompañado de un análisis metacognitivo son los que hace varios años utilizamos en mis cursos y permite obtener muy buenos resultados especialmente cuando trabajamos con un enfoque comunicacional incorporando las TIC al aula. Siempre pensando el aula en un sentido amplio ya que hoy hay diferentes y múltiples espacios en los que ocurre el aprendizaje. Me refiero al aula, al estudio de radio, al taller de medios audiovisuales, al de producción multimedia, al espacio del CAJ (Centro de Actividades Juveniles) El aula ya no es las cuatro paredes de un salón ni los aprendizajes se dan solamente en la escuela ni la escuela responde a esa estructura rígida de antaño. Por lo tanto los procesos de aprendizaje son múltiples y de allí que la evaluación no puede reducirse a un momento ni a una formalidad burocrática. Lo deseable es que los instrumentos de evaluación sean variados y que el foco esté puesto en los procesos y en los horizontes que se abren ya que no todos aprendemos de la misma manera ni al mismo tiempo. Los logros de este año deben ser un punto de partida hacia futuros aprendizaje. A la hora de evaluar prefiero apostar a lo que se logró y lo que se logrará a futuro respetando los tiempos de cada uno. Estoy convencida que la evaluación nunca debe ser un límite ni una puerta cerrada contra la que darse la cabeza sino que apuesto a un proceso de aprendizaje en el que la evaluación es una instancia más, es una puerta abierta a la construcción de procesos de aprendizaje acordes a los estudiantes reales con los que compartimos un recorrido, una trayecto educativo.

Dejo un interesante artículo del portal educ.ar sobre el tema: Evaluar: lejos del «saquen una hoja» y en otra entrada de este Blog hay un artículo sobre el Portfolio de Edith Litwin que también vale para ampliar.

domingo, 26 de mayo de 2013

Reflexiones a diez años del inicio de la DÉCADA GANADA a la Historia

Hace 10 años mi marido y yo estábamos desocupados, desesperanzados y desilusionados porque veníamos de perder una década de nuestras vidas sintiéndonos solos y sin futuro. Veníamos de una década en la que o le comprábamos zapatillas al pibe o comíamos. Rodando de una casa a otra porque no alcanzaba para el alquiler. Una década que prefiero olvidar, fue mucho el sufrimiento y la humillación.
El 25 de mayo del 2003 asumía un nuevo presidente al que no habíamos votado porque eramos de los que alguna vez habíamos creído
en la política pero ya no podíamos creer. Quizá porque me parieron peronista fue que igual escuché ese discurso de asunción que nos hizo recobrar la esperanza. Luego vino el acto en la ESMA, los cuadros bajados, el pago de la deuda y todo lo demás.
Pasaron 10 años, una década en la que recuperamos la dignidad, volvimos a creer en la política y a militar por nuestras ideas. Los dos tenemos trabajo, pudimos construir nuestra casa, humilde, con nuestras manos. Año tras año vamos mejorando y sabemos que para nuestros hijos hay un futuro mejor. Sentimos que no estamos solos, que hay un Estado siempre presente garantizando el empleo, la educación y la salud no solo nuestra sino que también de todxs los argentinos. Sentimos que vivimos en un país seguro, donde nuestros derechos son respetados, un país más justo en el que los que aún no tienen trabajo cuentan igual con la protección del Estado. ¡Cuánto nos hubiera ayudado en los 90 cuando estábamos en la lona la AUH, pero en esos años a nadie le importaba el otro! Ahora la Patria es el Otro, la Patria somos todas y todos. ¿Que todavía falta? Claro que falta!! pero por primera vez en la Historia sabemos que juntos lo vamos logrando. Le ganamos una década a la Historia, estamos felices y orgullosos de ser parte de esta época. Tenemos Memoria y por eso festejamos los logros de esta década ganada. Hace 10 años Néstor nos proponía un sueño que hoy es una realidad: construir un país más justo para todxs. Él y Ella, esa maravillosa mujer que los oligarcas odian tanto que no pueden ni nombrar, (¡igual que les pasaba con Evita!) son los líderes de este movimiento popular que tanto les jode a los enemigos de la Patria y que nosotros, el pueblo, amamos tanto.
Por todo lo hecho y por lo que falta hacer es que hoy nos vamos a Plaza de Mayo a festejar que somos un país en serio, que tenemos presente y futuro, QUE TENEMOS PATRIA!
Hoy es un día PERONISTA, hoy es un día KIRCHNERISTA!!
VIVA PERÓN, VIVA EVITA, VIVA NÉSTOR Y CRISTINA Y VIVA EL PUEBLO ARGENTINO, CARAJO!!!!


          








Silvina Rosignoli